Sinergia en Seguridad y Salud.

Autor: Dr. Jorge L. Alvarado A.


El 28 de abril de cada año la OIT lo destina a la celebración del Dia de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Este año no ha sido la excepción y se promueve bajo el lema de “ACTUEMOS JUNTOS POR UNA CULTURA DE SEGURIDAD Y SALUD POSITIVA”.

Lo cual, en mi opinión, radica el éxito de muchos países incluyendo el nuestro en la forma en que estamos enfrentado la pandemia. Aún falta mucho para decir que se ha terminado la crisis generada por el COVID-19, sin embargo, sabemos que los esfuerzos por la lucha permanente por mejores condiciones de trabajo y control de riesgos no cayeron en suelo estéril. Este sentir lo vemos reflejado en el periodo especial de crisis por la pandemia en que de una forma u otra todos los actores en el mundo del trabajo cerraron filas en contra del virus.

Los esfuerzos fueron multidisciplinarios, por ello vimos en el frente, en la primera fila luchando por la vida a personal no médico, ingenieros, arquitectos, contadores, gerentes, técnicos en informática, policías, bomberos, mensajeros, medios de comunicación social, conductores, ingenieros, aportando ideas, sus servicios e insumos para que el personal de salud, trabajadores en general pudiesen realizar su trabajo en mejores condiciones, más seguros.

Aun en los momentos más aciagos, cada día se presentaba una formula diferente para conservar el trabajo sin arriesgar la salud del colaborador. Así surgió el teletrabajo en Panamá. Hay que felicitar a los Gerentes de las innumerables empresas que lo adoptaron no solo como fórmula de gestión de su recurso humano, sino que dieron un paso más allá aportando equipos, mobiliarios, sillas. Y se preocuparon porque el colaborador tuviese las mejores condiciones en su nuevo puesto de trabajo en casa, aplicando conceptos básicos de ergonomía. La vigilancia proactiva en las empresas dio excelentes resultados, cuando vimos a diferentes trabajadores tomando temperatura, vigilando por el distanciamiento y sobre todo para que ese nuevo concepto de bioseguridad tomara forma humana. Hoy en Panamá todos sabemos que implica ese concepto y se mantiene una vigilancia post covid activa facilitando el retorno temprano y seguro al trabajo.

Podemos indicar con orgullo que nuestro país fue pionero en la digitalización, tabulación de la información y permitir la accesibilidad de esta a través de las diferentes plataformas digitales que aportaron la DGI, el MINSA y la CSS. Éxito compartido con funcionarios de la contraloría, policía nacional, juntas comunales y de salud. Cierto es, que hay oportunidad de mejora en nuestro sistema de salud y la manera en que se tuvo que enfrentar la pandemia. Aspectos que deberán ser tomados en cuenta para mantener ese nivel de trabajo y de respuesta de los servicios de salud. No les fue nada fácil a los que realmente estuvieron cara a cara con el virus, como son los salubristas, odontólogos, médicos generales, especialistas en general, intensivistas, anestesiólogos, enfermeras, personal técnico, epidemiólogos y demás que hacían de la captación y diagnóstico (la parte más peligrosa de la atención) una actividad rutinaria cuasi normal libre de riesgos. Sin embargo, supieron en conjunto protegerse, vigilar por el estricto cumplimiento de las normas de bioseguridad, darse animo y mantener sus puestos de trabajo, brindando sus servicios a los pacientes ya afectados por el virus en forma segura. Cuando actuamos juntos, en forma sinérgica, por un objetivo de bienestar común el éxito esta garantizado.

Mis respetos a todos los que hicieron posible que estemos en las condiciones sanitarias actuales, baja letalidad y baja morbilidad por el COVID-19.Y un reconocimiento póstumo a todos los que perdieron lo mas preciado del ser humano, la vida, procurando conservar la salud del prójimo.

Publicaciones Relacionadas